17 jun. 2011

Villa Hermosa de San Juan Bautista



A orillas del Grijalva don Diego de Quijada, entonces alcalde mayor de Yucatán, trazo y repartió solares en un sitio de muy buen asiento. A veinte leguas de la villa de la victoria, posiblemente en su visita a la provincia en 1564.





El asentamiento se efectuó en un lugar conocido como Tres Lomas o Villa Carmona para alentar según Peter Gerhard, el trasladó de los españoles que se habían establecido en Santa María de la Victoria provisionalmente desde 1519 y en forma oficial desde 1525, desplazando a los naturales a un lugar llamado tabasquillo.





El cabildo rechazo la propuesta, pero un ataque de piratas a fines del siglo XVI los obligo a subir por el rio hasta villa Carmona, desde entonces conocida como San Juan Bautista, de la Victoria , primero, y de la Villa Hermosa, después.





En 1597 se construyo, en la loma de la encarnación (actual parque de los pajaritos y 5 de mayo), el fortín de la encarnación para organizar la defensa de la Villa y resguardar los intereses reales.
En ese mismo año, en una elevación natural a la cual nombraron la Eminencia (hoy plaza de armas) se trazo la plaza principal.





Hacia 1596- 1598 don Lázaro Suarez de Córdova, creo la Casa Fuerte o Almacén Real para guardar los bienes de la población de los asaltos piratas.





En 1598 Felipe II la designo como Villa Hermosa de San Juan Bautista, y le concedió el escudo de armas, uno de los más antiguos de América.








Ahí residieron las autoridades de la provincia, desde antes del reconocimiento oficial de su capitalidad en 1616, hasta que un nuevo ataque pirático los obligo a refugiarse en Tacotalpa, que fungió como capital de 1660 a 1796.








San Juan bautista fue atacada ferozmente por los piratas, pero a pesar de ello logro expandirse fundando los barrios de la encarnación (XVII) y de Esquípulas (XVIII) actual parque Morelos.




Para esta ultima fecha, de nuevo como capital providencial, San Juan Bautista, también llamada Villa Hermosa del Puerto, ya era una importante comunidad e españoles, mulatos y mestizos, que funcionaba como puerto menos, desde donde se embarcaban varios productos de la región, entre ellos el precioso cacao.








Su aspecto urbano debía ser muy modesto, pues no había en ella ningún edificio de piedra y todavía algunas calles eran pequeñas corrientes fluviales, como el arroyo del Jícaro, por lo que los cayucos llegados desde la chontalpa transportaban verduras, pescado, carbón y leña hasta el sitio todavía hoy conocido como Puerto Escondido.




A la Villa Hermosa de San Juan Bautista se le concedió el rango de capital y puerto fluvial de la provincia de Tabasco en 1796 por iniciativa del gobernador Frey Miguel de Castro y Aro; así se le devolvieron sus poderes gubernamentales.





En el siglo XIX , se fundaron los barrios de la punta o Concepción y Santa Cruz (actual parque la paz).





Ya en la segunda mitad del siglo XIX, después de haber sufrido dos invasiones extranjeras, San Juan Bautista de Tabasco, se convirtió en un floreciente centro exportador de caoba, palo de tinte , chicle y otros productos de la selva, y su prosperidad se vio reflejada en sus edificios públicos y sus casas.





Un decreto de 1908 estimulo aun más la construcción de las casas de mampostería y dos pisos. De ese tiempo de auge deviene en buena medida la imagen del actual centro histórico, extendido sobre las Tres Lomas: Esquipulas, la Eminencia y la Encarnación.





La arquitectura señorial de fachada con cornisas y molduras y las habitaciones populares de lisas fachadas, unas y otras con techumbres de tejas francesas, son sellos distintivos de una ciudad adornada por el verde y el azul de su naturaleza.





Entre marzo y junio florecen en debido orden el macuilis, el guayacan y el flamboyán. Los dos primeros propios de las selvas americanas, el último traído desde el lejano Madagascar en los mismos barcos franceses que trajeron como lastres las tejas.





Otro lugar histórico que rememora a San Juan Bautista es la Plaza de Armas que ocupa parte de de la antigua loma de la Eminencia, que en la época novohispana separaba al barrio de la Punta, al sur, de las calles principales de la villa, lo que ahora se conoce como zona luz al norte. En este sitio se han llevado acabo actos históricos como el del 8 de Septiembre de 1821, cuando fue jurado el plan de iguala que reconocía la independencia de México.





El 27 de Octubre de 1916 se le designo con el nombre de Villahermosa según un decreto expedido por el gobernador y comandante militar de Tabasco, Francisco J. Mujica.





TOMADO DEL LIBRO: EL ESTADO DE TABASCO, DE LA SERIE VIAJA CON TU GUIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan Tus comentarios y son importantes para mejorar este sitio web

Mas Articulos